Archivo de la categoría: EIA

Pasos a seguir para hacer un EIA y algunos ejemplos

Rehabilitación de la antigua mina de Cabárceno

La mayoría de los proyectos relacionados con la rehabilitación de las minas a cielo abierto son de gran envergadura debido a que se ha movido un gran número de m3 de tierra. En dichas rehabilitación se busca que la zona vuelva a un estado parecido al original, aunque hay veces que esto no es viable y se debe adaptar a la nueva morfología.

Estos proyectos de rehabilitación son importantes porque España siempre ha sido un país minero, podemos encontrar en gran parte de su geografía algún tipo de mina, ya sea de profundidad o de cielo abierto. Un gran número de estas minas cesaron su actividad debido al descenso de la demanda de algunos materiales, la alta competencia o la reducción en la extracción de algunos materiales, como es el caso del carbón. Una de las zonas que se vio más afectadas por el descenso de la demanda de materiales fue Cantabria, en 1989 se cerró la última mina.

Mina a cielo abierto
Mina a cielo abierto / Foto: www.coitminasleon.com

Rehabilitación de las minas 

Como resultado de tanto tiempo de actividad podemos encontrar un gran número de espacios mineros abandonados repartidos por toda Cantabria. Además, asociados a dichos espacios podemos encontrar las infraestructuras necesarias para que se lleve a cabo dicha actividad, un ejemplo serían las líneas de transporte o las balsas de decantación.

La rehabilitación que ha tenido lugar en dichas zonas engloba tanto el espacio productivo propiamente dicho como las infraestructuras asociadas. Dependiendo de la localización de dicho espacio los usos que se han dado son, uso recreativo, uso medioambiental, zonas de ocio, vertederos, zonas residenciales, usos agropecuarios, forestales o nuevos usos industriales.

Publicidad

 

Parque de la Naturaleza de Cabárceno

Por centrarme en una mina voy a hablar del caso de la antigua mina de extracción de hierro a cielo abierto de Cabárceno en el municipio de Penagos.

Una vez que terminó la actividad de explotación de la mina de hierro en 1989, y debido a que los dueños de la mina estaban obligados a rehabilitar la zona, se empezaron a barajar los distintos usos que se podían dar. Uno de los usos que se estudió fue el de convertirlo en un vertedero de residuos sólidos pero al final se tuvieron en cuenta aspectos conservacionistas y se hizo una rehabilitación ambiental, se transformó en un parque, concretamente en un gran parque zoológico. La inauguración oficial fue un año después, en junio de 1990, y se llamó Parque de la Naturaleza de Cabárceno. El parque de Cabárceno se caracteriza por tener karst, al igual que gran parte de la cordillera Cantábrica, y está catalogado en el Inventario Nacional del Instituto Geológico y Minero de España como punto de especial interés geológico.

Para la rehabilitación de la zona degradada se tuvieron que remover cientos de mde tierra, se cerraron cavidades de 40 metros de profundidad, se recuperaron las calzadas, se adaptaron los caminos de interés naturalístico, se construyeron cabañas y guaridas para los animales, se sembraron gramíneas y se hicieron reforestaciones.

Lo que se buscaba con este proyecto era:

  • Establecer, en un área paisajística privilegiada, una serie de infraestructuras que constituyan tanto a la atracción turística como al desarrollo social y económico de la zona
  • Desarrollar una política conservacionista, preservando un recurso como el karst de Cabárceno.
  • Desarrollar un parque que contribuya a la recuperación y conservación de fauna europea amenazada de extinción y de grandes mamíferos mundiales igualmente en situación crítica.
Parque de Cabarceno
Parque de la Naturaleza de Cabárceno / Foto: www.cantur.com

El Parque de la Naturaleza de Cabárceno está ocupada por más de 700 especies, algunos de sus habitantes son, antílopes africanos, jaguares, leones, tigres, bisontes europeos, nilgos, asnos somalíes o hipopótamos enanos. Debido a que el parque tiene una gran superficie, 750 hectáreas, algunos de los animales que lo habitan están en régimen de semilibertad. Algunas de las instalaciones que forman parte del parque son, un amplio reptilario o un aula medioambiental orientada a los escolares donde dan charlas y cursos sobre los distintos animales, su biología y su conservación. Además se pueden hacer actividades como son las rutas botánicas para reconocer las especies vegetales autóctonas.

Además de ser un parque donde podemos conocer distintos tipos de animales, es un centro donde se desarrolla una importante actividad científica que ayuda a la conservación de las especies que forman parte del parque. Esta labor la llevar a cabo gracias a la colaboración de instituciones científicas, zoológicas y asociaciones conservacionistas.

Buscando información sobre el número de visitas al parque he podido leer que estas han bajado en estos últimos años y que los gestores del parque están buscando la manera de animar a los visitantes y así poder mantener las instalaciones y a sus habitantes. Hace pocas semanas leí en el periódico que el proyecto que han planteado para dar un mejor servicio a los visitantes, y de esta forma aumentar las visitas, era la instalación de un teleférico, incluso ya está aprobada la Declaración de Impacto Ambiental (DIA). No sé si esto animará a los visitantes pero tiene que ser una bonita experiencia ver a todos los habitantes del parque desde las alturas.

Yo no he estado aún pero si en algún momento paso cerca de Cabárceno no dudaré en pasarme a ver cómo han hecho la rehabilitación de la mina y como no, para ver a sus habitantes. Si alguno de vosotros ha ido al parque de Cabárceno no dudéis en contarnos vuestra experiencia.

Fuente: Reutilización Turística del patrimonio minero de Cantabria

Libros de Evaluación de Impacto Ambiental

Para realizar cualquier tipo de obra de gran envergadura se debe realizar una Evaluación de Impacto Ambiental (EIA), para saber cómo se tiene que hacer y qué fases tiene te puedes ayudar con algunos libros. Algunos de los que te pueden servir son:

– Gomez Orea, Domingo. Evaluación de Impacto Ambiental. 2º Ed. Madrid: Mundi-Prensa Libros, S.A., 2002. 750 p. ISBN: 9788484760849


– Gomez Orea, Domingo. Recuperación de Espacios Degradados.  Madrid: Mundi-Prensa Libros, S.A., 2004. 583 p. ISBN 9788484762119


– Pujadas, Romá; Font, Joume. Ordenación y planificación Territorial. Madrid: Sintesis, 1998, Colección Espacio y Sociedad. 400 p. ISBN: 9788477384618


Bibliografía según la ISO 690-1987 y su equivalente UNE 50-104-94

Restauración de balsas mineras

Debido al vertido de residuos mineros que ha tenido lugar en Hungría ha salido a la luz pública el estado de las balsas de residuos mineros que tenemos en España, se piensa que hay alrededor de unas 5oo balsas abandonadas, la cifra exacta no se sabe muy bien pues el último inventario que realizó el Instituto Geológico y Minero de España (IGME) fue en el 2002, exactamente el inventario indica que hay 524 abandonadas y 54 ya han sido restauradas.

Respeto al seguimiento de dichas balsas la Unión Europea en el 2006 aprobó una directiva en la que obligaban a los países miembros a tener en Mayo del 2o12 un inventario más detallado de las zonas donde se encuentras dichas balsas y del estado de estas.

En España, según el Real Decreto 2994/82, sobre Restauración de Espacios Naturales Afectados por Actividades Mineras, se obliga a hacer un Plan de Restauración que permite que una vez terminada la actividad de la mina la zona que ha sido explotada debe tener una similitud a las características iniciales, la mayoría de las veces esto no es posible por lo que se busca que la zona sea estable y que quede integrada con la vegetación.

Mina de Ojos Negros
Mina de Ojos Negros (Teruel) / Autor: R. Melero

Concretamente para la restauración de las balsa mineras tenemos que tener en cuenta la Orden del 26 de Abril de 2000, por la que se aprueba la ITC  08-02-01, en ella  podemos encontrar las pautas a seguir para el abandono o clausura de las balsas mineras. Concretamente el Artículo 9 hace referencia a la elaboración de un Estudio Básico o Antiproyecto de Abandono y Clausura en el momento de poner en conocimiento a la Administración el proyecto de extracción. Una vez finalizados los trabajos de extracción o en el caso de abandonar la zona por otros motivos, el titular debe presentar a la Administración el Proyecto Definitivo de Abandono y Clausura. El objetivo de este proyecto es el de estabilizar física y químicamente el depósito para garantizar a largo plazo su seguridad estructural y evitar cualquier proceso de contaminación. En este proyecto se tienen que definir todos los puntos a seguir para conseguir dicho objetivo.

Una vez que las balsas se estabilizan se pueden rellenar de tierra y nutrientes para la revegetación de la zona o reutilizar los estériles una vez que dejan de ser peligrosos, en algunos casos se utilizan para llenar los huecos que deja la extracción a cielo abierto.